TEC – Biofeedback phones

No dejo de sorprenderme con los teléfonos y sus aplicaciones.

No sé si a estas alturas hace falta decirlo pero me refiero a los smartphones y a los pequeños programas que se pueden ejecutar en ellos. A esos que te descargas gratis o por unos pocos euros de las tiendas virtuales.

Hace unas semanas, por casualidad llegué a un programa de sonidos binaurales y tirando del hilo pasé por un pulsómetro hasta llegar a un medidor de estrés. Y lo más sorprendente es que ninguno de ellos utilizaba ningún dispositivo externo para realizar la medición, con el teléfono era/es suficiente.

Recuerdo cuando un grupo de amigos nos construíamos nuestras propias maquinitas de Biofeedback. Buscando por internet en los foros que te facilitaban los esquemas y los diseños necesarios para hacértelo tu mismo.

Pasaba un montón de horas con el estañador en una mano y el osciloscopio en otra, para finalmente construir un cacharro, que era una caja de metal y una pinza de la ropa con un par de leds que te colocabas en el lóbulo de la oreja.

Biofeedbackphones

Funcionar, funcionar,…, funcionaban, para nuestra alegría y disfrute.

Así poco a poco aprendimos los fundamentos mientras imaginábamos todas las posibles aplicaciones del Biofeedback.

A día de hoy sigo pensando en todas las posibles aplicaciones de estos dispositivos, ahora no me los construyo yo mismo, sino que utilizo lo que existe en el mercado. Ya a estas alturas no espero resultados-milagro ni cambios radicales en las personas que los usan, pero sigo creyendo en su efectividad.

Recientemente hemos hecho una prueba con los chavales de un equipo de fútbol. Buscábamos la mejora de la recuperación física y aunque todavía no hemos analizado todos los resultados para ver su efectividad, lo que si conseguimos es generar expectación y la implicación de los participantes. Ya sea por el hecho de que la práctica se realizaba con un ordenador, y esto siempre es divertido para un joven, como por el hecho de que se miraban unos a otros de reojo, todos los participantes se esmeraban por conseguir el “color verde” que significaba mejorar.

Como decía al principio, ya los teléfonos están cerca de conseguir estas mediciones de forma rápida y sin necesidad de gastar mucho dinero. Los biofeedbackphones nos facilitarán aún más, la posibilidad de integrar el Biofeedback con otras disciplinas, como decía en mi anterior entrada, el mestizaje de técnicas.

Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.