CD – En los momentos difíciles ¿de qué nos sirve el Yoga?

En los momentos difíciles ¿de qué nos sirve el Yoga?

Cuando algo inesperado ocurre y nos desequilibra, o dicho de otra forma, nos saca de nuestra zona de confort, parece que todas las técnicas que hemos aprendido no son suficientes o no sirven de nada.

Me lo comentaba una amiga a la que una situación inesperada le llevó a un estado de ansiedad. Aplicó aquello que pensaba que le podía ayudar pero no obtuvo el resultado esperado: asanas, nada, respiraciones, nada, …, se quedó sin saber qué hacer.

Me contaba otra amiga su caso. En esta ocasión fue algo más grave, una intervención quirúrgica con complicaciones que hizo necesarias otras intervenciones que la llevaron a un bucle de operaciones-recuperaciones mas largo de lo deseable. Al final tuvo que pasar varios meses entre hospitales, llegando a sentir en algún momento del recorrido hospitalario que se “iba al otro barrio. Y en este caso estamos hablando de una persona con muchos años de práctica en el yoga. Me decía que las técnicas físicas y respiratorias a veces podían ayudar, otras veces no servían de gran cosa o simplemente, cuando se proponía aplicarlas, no encontraba las fuerzas para llevarlas a cabo. El yoga le ayudó de otra forma y de eso hablaremos en otro post.

Mi propia experiencia personal con unas arritmias que hicieron que mi calidad de vida fuera una mala broma. Me tocó sufrir desde los pequeños episodios que duraban unos minutos hasta los episodios de más de un día. Me dejaban agotado y con la moral por los suelos, sin otra preocupación que la poder dormir unas horas seguidas y descansar. En aquellos momentos todos los intentos de aplicar técnicas de distensión para detener la arritmias no sirvieron de nada.

Nuestra mentalidad occidental nos lleva a intentar poner remedio al síntoma. Queremos estar bien, no nos gusta padecer ansiedad, estrés, debilidad o limitación alguna. Enseguida nos ponemos a buscar una solución, algo que nos traiga de vuelta a nuestro estado “normal”. Somos una cultura de Hacer más que de Sentir, tendemos a hacer cosas. En caso de duda nos ponemos a hacer algo, cuando no sabemos qué pasa, corremos.

Y muchas veces “hacer” funciona, con las cosas menores funciona, con las más complejas, no siempre funciona. Y cuando no funciona, la debaclé, nos hundimos.

Cuando yo estaba hundido empecé a entender algo que cuando me lo contaron no pude. Recordé cuando me recomendaron aceptar lo que me viniera, fuera lo que fuera, sin cuestionarlo ni querer interpretarlo, sin tratar de entenderlo, ni intentar solucionarlo. Me recomendaron que en los momentos de crisis no hiciera otra cosa que vivir la sensación sin oponer resistencia. Cuando me sobreviniera debía sentir cómo llegaba, cómo me tomaba, cómo me recorría, cómo se iba y no hacer nada. Cuándo escuché este consejo asentí con la cabeza, pero me era imposible entender lo que me estaban proponiendo y por lo tanto aceptarlo. Lo que siempre ocurre con los consejos.

Hubo un momento a partir del cual desistí de intentar remediar los síntomas. Me dispuse solo a observar. Tuve que superar los miedos que me sobrevenían, no dejándome arrastrar por ellos, aceptando lo que tuviera a bien llegar. Mi hacer consistía en dirigir la consciencia hacia las partes de mi cuerpo de forma espontánea, no predeterminada, sin establecer recorridos, ni ritmos ni nada. Allí dónde estuviera mi consciencia, observaba.

Las crisis no se acortaron pero cuando finalizaban, la sensación era otra. No era de frustración, ni impotencia, sino una extraña e inusual calma.

Esta forma de proceder bien podría resumirse con el “Dejar pasar” del que hablamos en el Yoga de la Energía o la “Aceptación” así en genérico. Ya veis que cuando llega la ocasión, se le encuentra el sentido.

En mi caso además seguí buscando hasta dar con un remedio con el que he llegado a mantener las crisis a raya “A Dios rogando y con el mazo dando” . El futuro dirá.

Etiquetado con: ,

5R – La anatomía sutíl de la mente

Último post de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía.

Este post es una interpretación personal de los temas tratados en el tercer grado del Yoga de la Energía, que habla de la anatomía sutil de la mente.

El libro sobre el tercer y último grado del Yoga de la Energía, tal y como lo estructuró Roger Clerc, se subtitula “La anatomía sutil del mecanismo psíquico“. Con lo cual podemos hacernos una idea de la relevancia que se concede a la anatomía sutil de la mente en este nuestro yoga:

  • El punto fuente (donde se situa la conciencia)
  • El triángulo frontal
  • El pensamiento en su forma, los conos de pensamiento
  • La mente superior e inferior
  • Los sentidos sutiles, indriyas
  • Los chittas: anterior y posterior.
  • etc…

Todas ellos son componentes del cuerpo mental, manomaya kosha.

En el Yoga de la Energía las técnicas para educar el mental se desarrollan dentro de esta anatomía sutil. Con la práctica se diferencian los diferentes lugares que ayudan a sensibilizarnos y a hacernos conscientes de la forma en que trabaja nuestra mente.

El punto fuente se situa en el centro geométrico de nuestra cabeza, la pantalla frontal se situal al nivel de la frente, igual que el triángulo frontal cuya base se precisa entre las cúpulas de nuestras cejas y el vértice en el punto de inicio de cabello. Los soportes físicos nos ayudan a localizar y sensibilizar estos elementos sútiles.

En el Yoga de la Energía no hablamos de forma explícita de la Meditación sino que, de alguna forma, llegamos a estados pre-meditativos trabajando la Concentración del pensamiento en su forma.

Con la práctica buscamos elevar la tasa vibratoria de nuestra consciencia y el resultado es la calma de la mente hacia la concentración.

Etiquetado con: ,

5R – El Gesto Mental

Cuarto post de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía.

Este post es una interpretación personal sobre lo que aporta El Gesto Mental a la práctica del Yoga.

El Gesto Mental es sencillamente eso, un gesto realizado con la mente, solo con la mente, sin mover un solo músculo de nuestro cuerpo.

¿qué tiene de particular esta técnica que practicamos en el Yoga de la Energía?

Es una técnica mental como también lo son las visualizaciones, la concentración, etc… La diferencia con estas últimas es que habitualmente el Gesto Mental tiene su correspondencia con un gesto físico, es decir, cada vez que practicamos el Gesto Mental lo hacemos visualizando un gesto físico. De manera que de una forma muy sencilla, podemos observar las diferencias/semejanzas que se producen en el Ambiente cuando hacemos el gesto física y mentalmente.

Sencillo pero potente, a más sutil más profundo, es un ejemplo más del trabajo en la sutiliza que nos permite ir afinando la sensibilidad de nuestros sentidos.

A mí en concreto, es una práctica que me gusta proponer incluso para trabajar los aspectos más mentales/racionales. Pienso que esta técnica sirve para hacernos conscientes de dónde realmente comienza una acción. El poder observar los efectos generados con un Gesto Mental nos evidencia el potencial de nuestros pensamientos, autenticos motores de la realidad que vivimos.

Etiquetado con: ,

5R – La Mirada Interior

Tercer post y medio de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía. Situado entre el tercero y el cuarto hoy voy a hablar, siguiendo las indicaciones pedagógicas de Pierre Losa, de la Mirada Interior .

Esta serie de post son interpretaciones personales, no oficiales, del Yoga de la Energía. Aunque en este post he contado con las correcciones y las aportaciones de Pierre.

Pero vayamos al meollo ¿Qué es la Mirada Interior?

Ya hablé un poco de ella en el post introductorio al seminario EL BUCLE, donde la relacionaba con el SENTIR de los sentidos sutiles. Pero la Mirada Interior es una herramienta de la Consciencia y por lo tanto, en línea con esa introducción, se podría decir que La Mirada Interior es la toma de consciencia de nuestro Ambiente interior a través de los sentidos sutiles. Como si se tratase de la luz de un faro que dirigimos hacia la oscuridad, la Mirada Interior dirige nuestra consciencia hacia el Ambiente Interior.

Para utilizar la Mirada Interior la consciencia debe situarse total y exclusivamente en un plano sutil.

¿Dónde se ubica la Mirada Interior, cual es su lugar de observación? Según las enseñanzas de Roger Clerc, la Mirada Interior al ser una herramienta de la consciencia se sitúa en el Punto Fuente, ubicado aproximadamente en el centro de nuestra cabeza.

Cuando utilizamos la Mirada Interior, los músculos oculares y los ojos están relajados, no intervienen voluntariamente. No se trata de un movimiento físico sino de un movimiento de la consciencia.

La mirada interior es un instrumento maravilloso para actuar sobre los diferentes planos de consciencia. El movimiento de la Mirada Interior facilita el desplazamiento de la consciencia en coordinación con la respiración. Por ejemplo, con la Mirada Interior elevada desplazando hacia arriba la consciencia, se puede observar una inspiración y dirigida hacia abajo, se puede observar una expiración. También puede facilitar las suspensiones respiratorias.

Otro beneficio es el refinamiento de la sensibilidad, lógico por otro lado porque para ello precisamos de un cierto nivel de vigilancia.

Espero haber despertado vuestra curiosidad.

Etiquetado con: ,

5R – Los circuitos de energía

Tercer post de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía.

Este post es una interpretación personal sobre lo que aporta el concepto de los Circuitos de Energía a la práctica del Yoga.

En el Yoga de la Energía, ¡cómo no! tenemos Circuitos de Energía y los utilizamos de una manera particular.

Los Circuitos de Energía son fáciles de entender y de practicar, son bastante intuitivos y desde el primer día se pueden recorrer fácilmente siguiendo las indicaciones del profesor. Todo el mundo los siente con menor o mayor intensidad.

Y nos procuran beneficios, además de la activación de los canales energéticos, utilizándolos como soporte mental sirven para educar la atención y la concentración .

Los Circuitos de Energía que utilizamos en el Yoga de la Energía son agrupamientos de los meridianos de energía chinos. Se podría decir que un circuito de energía integra a varios meridianos, pero en nuestro yoga no nos preocupamos de los órganos a los que corresponden, sino de su cualidad Yin o Yang, negativo/positivo, relajante/activador.

En el Yoga de la Energía los Circuitos recorren brazos y piernas por el interior y el exterior; y el tronco por delante y por detrás, justo por debajo de la piel. Sin entrar en muchos detalles, diremos que los circuitos en el lado interior de las extremidades y en la parte delantera del tronco son Yin y en el exterior de las extremidades y la parte posterior del tronco son Yang.

Para sensibilizar los circuitos periféricos podemos recorrerlos con las manos, pero durante la práctica los recorremos con el pensamiento. “Donde va el pensamiento, va la Energía”, de forma que con el recorrido mental facilitamos la circulación energética deseada. Normalmente los recorridos los hacemos en la parte estática de las posturas, acompañados y sincronizados con una respiración particular y ligeros movimientos físicos. Cuerpo-Respiración-Mente trabajando al unísono de forma armoniosa procurando una mayor presencia.

Etiquetado con: ,

5R – Los movimientos preliminares

Segundo post de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía.

Este post es una interpretación personal sobre lo que aportan los movimientos preliminares al practicante del yoga

Esta serie de movimientos enlazados está suficientemente documentada en este blog. Existe esta página así como una serie de vídeos y post que podéis enlazar desde la página. En ella podéis ver la finalidad/beneficios de la serie, que volveré a citar al final del post.

¿Qué tiene de especial esta serie?

Es una serie difícil de aprender, no todos los movimientos corresponden a posiciones de yoga, además, algunos son complicados de ejecutar. No es algo que se pueda conseguir en un seminario, hacen falta varios y la ayuda de algún profesor que nos acompañe en el aprendizaje.

Para insistir en el empeño hay que “ser cautivado” por la serie, cosa que nos ha ocurrido a muchos. Después de ejecutarlos, incluso de forma muy torpe las primeras veces, las sensaciones, el Ambiente que se manifiesta es muy potente, algo se mueve dentro.

Es muy fácil caer en el voluntarismo y acelerar el proceso de aprendizaje, lo digo por experiencia propia. Pero la serie marca sus tiempos, corremos y no avanzamos, nos calmamos y la serie empieza a fluir. Además, debe ir acompañada en paralelo con una práctica Física-Respiratoria-Mental sin la cual no es posible realizarla debidamente. Hay que tener paciencia y ser perseverante.

Y la perseverancia da sus frutos, llega un momento en que se aprende la coreografía con sus detalles respiratorios y los circuitos energéticos. Aunque la sensación es de que nunca acabas de aprenderla del todo, cada vez se va profundizando más en los pormenores, poniendo la atención a veces en la respiración, a veces en los circuitos a veces en las posturas.

Es una serie que invita a ser practicada todos los días. Calentando un poco antes de ejecutarla, se puede realizar por las mañanas en cualquier lugar. Si tienes una esterilla y espacio suficiente, se incluye el tercer movimiento y nos tendemos en el suelo, si no, se elimina este movimiento o se hace la versión de pie. Si no dispones de mucho tiempo, se hace la serie corta, si tienes un poco más de tiempo, llegas hasta el quinto, y si no tienes prisa, haces toda la serie. Yo la he hecho en infinidad de habitaciones de hotel, de diversos tamaños y disposición, grandes y pequeñas, es cuestión de imaginación.

Aquí os vuelvo a dejar la lista con la finalidad y los beneficios de la serie:

  1. Activar la circulación de la sangre y de la energía
  2. Desarrollar la amplitud respiratoria
  3. Disciplinar gestos, respiración, pensamientos, sentimientos (relación bien conocida entre lo físico, lo mental y lo emotivo) ejecutando estos movimientos con un ritmo preciso.
  4. Flexibilizar y fortalecer los músculos, tejidos y articulaciones.
  5. Desarrollar la sensibilidad de todo el cuerpo y mejorar la concentración del pensamiento.
Es una serie initiática que Roger Clerc llamaba “La Danza Cósmica“.
Etiquetado con: ,

5R – El Ambiente

Primer post de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía.

Este post es una interpretación personal muy resumida sobre lo que aporta el concepto de Ambiente a la práctica del Yoga.

El Ambiente es un término que en el Yoga de la Energía se utiliza para agrupar las sensaciones provenientes de nuestros sentidos.

Ambiente = Lo que se vive = Observación sin voluntarismo

Ejemplos de los Ambientes particulares a los que podemos referirnos son: Ambiente interno-externo, derecho-izquierdo, delantero-trasero, Ambiente frontal (en la frente), Ambiente sobre el infinito, etc…

Cuando hablamos de Ambiente no hacemos referencia a alguno de los sentidos físicos (ni sutiles) de forma aislada, sino que agrupamos varios de ellos. Dependiendo de dónde queramos incidir y qué queramos resaltar, haremos referencia a un Ambiente en particular.

Esto nos permite relacionar más fácilmente causa-efecto, es decir Técnica-Ambiente. Cuando se nos pide que observemos un Ambiente en relación con una Técnica, se hace más evidente el efecto causado por dicha técnica.

Por ejemplo, trabajando la respiración polarizada, y observando los Ambientes izquierdo y derecho, nos haremos más conscientes del efecto de la Técnica. Si respiramos por la fosa nasal izquierda se manifiesta un Ambiente con una mayor presencia energética en este lado.

Según el libro de Pierre Losa “El poder del ambiente en la sesión de yoga y en la vida cotidiana“, que recomiendo leer para profundizar en el tema, otros efectos positivos de la observación del Ambiente serían:

  • La observación del Ambiente favorece la atención
  • La observación del Ambiente nos va centrando

Como continuación a las aportaciones de este enfoque, no nos quedamos en el binomio Técnica-Ambiente como algo aislado, sino que vamos un paso más allá en nuestra práctica y consideramos que la sesión de yoga es una sucesión de Ambientes. Tras cada técnica se manifiesta un Ambiente particular que prolonga los efectos de la Técnica y que nos prepara para la siguiente Técnica y el Ambiente que le sucede.

SESIÓN = Ambiente 1->Ambiente 2->Ambiente 3, ….

De esta forma, vamos enlazando Ambientes en una progresión específica que nos permite vivir la sesión en su conjunto, como un todo con significado. Por ejemplo, más allá de los efectos particulares que una técnica haya podido tener en el Ambiente físico, apreciamos la sesión como el conjunto de Técnicas-Ambientes que acaban incidiendo finalmente tanto en el Ambiente físico, como en el respiratorio y en el mental. De esta forma, observándola como una unidad coherente, se puede considerar la sesión como un Ambiente global, que nos invita a permanecer conscientes en todo momento al Ambiente particular que sucede a la Técnica y al Ambiente global de la sesión.

SESIÓN = AMBIENTE GLOBAL (Ambiente 1+ Ambiente 2 + Ambiente 3, ….)

Y aquí se acaba este post. Sirva esta introducción al concepto de Ambiente para mostrar una de las particularidades del Yoga de la Energía que merece la pena ser explorada.

Etiquetado con: ,

5 razones para el Yoga de la Energía

Cuando algo no sale como esperas, por lo menos quédate con la lección.

¿Cómo es posible convencer a alguien para que asista a un curso de Yoga de la Energía, sin ofrecerle ningún argumento?

Decir que el Yoga de la Energía gusta mucho o que la gente siempre sale contenta está muy bien, pero no es suficiente para convencer a un indeciso, o simplemente a un curioso sin otra información que un cartel pegado en la calle y unos cuantos vídeos en youtube.

Prácticamente todos los contenidos que se encuentran en arimakode.net sirven de refuerzo a las personas que ya conocemos este tipo de Yoga. Si nunca has practicado las técnicas ni vivido los ambientes con anterioridad, este lugar resulta poco atractivo y sin excesivo valor.

De hecho, hasta hoy nunca había pensado en las personas que se acercan a este lugar con curiosidad hacia el Yoga de la Energía, ni las personas que llegan por casualidad. Alguien que puedes ser tú mismo, leyendo el post sin saber por dónde seguir.

Y como nunca es tarde si la dicha es buena, me pongo manos a la obra creando una página a la que he llamado como este post: “5 razones para el Yoga de la Energía en la que voy a presentar otras tantas buenas razones para probar nuestro Yoga.

Sin más acabo aquí mismo y os remito a esta página que enlazará con contenidos que iré publicando en el blog.

Etiquetado con: ,

SEMINARIO EL BUCLE – CERRAR, La Intuición

Este post es una introducción al tercer módulo (3/3) del seminario EL BUCLE, al que he denominado CERRAR EL BUCLE. La introducción a los otros módulos las encontraréis aquí.

En este tercer y último módulo, CERRAR EL BUCLE, vamos a trascender la relación entre el SENTIR y el ACTUAR. Porque aunque toda acción conlleva un resultado (un sentir), y toda sensación se deriva de una acción, hay un momento en el que elegimos un rumbo, y avanzamos en una dirección determinada. A ese proceso le he llamado Cerrar el Bucle.

Causa-efecto, acción-sentir, se encadenan en una rueda que avanza en una dirección. La cual elegimos, a veces de forma consciente, a veces de forma inconsciente.

Todas las personas tenemos objetivos, queremos vivir ciertas situaciones. Nos ponemos a ello, actuamos, y por el camino van pasando cosas que nos procuran un sentir. Estos resultados, desenlaces, son a veces inesperados, no exactamente lo que queríamos que ocurriese sino algo distinto. Ello nos obliga a cambiar nuestra estrategia, a hacer algo alternativo que nos permita cumplir nuestro deseo.

Esta es la rueda del actuar y el sentir, la acción-reacción, la técnica y el ambiente.

En el tercer módulo vamos a hablar de cómo tomar las decisiones, la forma en que seleccionamos lo que vamos hacer. Cómo, de entre un abanico de posibilidades, seleccionamos una en concreto. Vamos a hablar de la Intuición del Maestro interior.

Podemos pensar que la decisión de qué hacer es racional, solo racional. Si así lo crees, te propongo que dejes abierta otra opción: que es la emoción la que realmente condiciona nuestras acciones. En este modelo que te propongo, sería la emoción la que nos dicta lo qué hacer, y la razón la que lo justifica y decora, haciendo que todo parezca mas lógico.

Esta desaveniencia entre lo lógico y lo intuitivo, en realidad no lo es. Lógica e intuición trabajan como un tandem para nuestro bienestar. Cada cual tiene su espacio y su momento.

El momento del Yoga es el del acceso a nuestra sabiduría interior. En el yoga pretendemos apaciguar nuestra mente omnipresente, que va de un sitio para otro como un mono saltarín. Buscamos el modo de aquietarla para llegar a la comprensión.

Pero la intuición aparece en cualquier momento, no solo cuando la buscamos. Como un presentimiento, o como una idea abstracta a la que no siempre damos importancia. Nos habla y no le hacemos caso. Y sin embargo, es información de gran valor. Todas esas cosas que nos pasan por la cabeza, bien sea cuando estamos entre dormidos y despiertos, cuando paseamos, cuando nos sentamos a meditar, cuando nos paramos a observar un paisaje, cuando esperamos en la cola del hiper, etc…. son informaciones altamente cualificadas, y de seguro, muy útiles para nuestro momento particular.

En el curso además de hablar de la intuición, haremos Yoga de la Energía, despejaremos los circuitos energéticos y prepararemos cuerpo, respiración y mente para poder acceder a esa sabiduría, a la que hemos llamado Maestro interior.

Nos vemos en en la sala.

Etiquetado con: , ,

SEMINARIO EL BUCLE – INTRODUCCIÓN

Nunca es tarde si la dicha es buena, siempre es buen momento para mejorar. Después de haber escrito un par de post sobre los dos primeros módulos del Seminario EL BUCLE: SENTIR y ACTUAR, me he cuestionado si no sería bueno escribir un post sobre el Seminario en sí mismo.

Sigamos entonces por el principio y hablemos del SEMINARIO EL BUCLE.

El BUCLE lo constituyen: SENTIR, ACTUAR y CERRAR.

Dije anteriormente que ACTUAR, SENTIR, CERRAR, en el nivel básico se alternan, a veces de forma inconsciente. Podemos no tener claro cuándo estamos haciendo una cosa u otra. Hacernos conscientes de ello es uno de los objetivos del Seminario, distinguir cuando estamos en “modo” actuar, sentir o cerrar, cómo hacemos cada uno de nosotros cuando sentimos, actuamos o cerramos.

La intención GLOBAL del seminario es la de diferenciar cada una de estas funciones por separado. Este bucle esta ocurriendo en todo momento, a veces de forma inconsciente (automática). De forma que no sabemos cómo intervenir o qué hacer para cambiar.

SENTIR tiene que ver con la idea de mirarse a uno mismo. Desde la posición de Observador, recabar toda la información de nuestros sentidos físicos y sutiles.

ACTUAR, es hacer algo con una intención y no una cualquiera, sino una INTENCIÓN POSITIVA, aquella que pretende llevarnos allá donde queremos estar.

CERRAR, es simplemente relacionar un SENTIR con un ACTUAR, causa y efecto, acción y consecuencia. Pero no nos confundamos, no es terapia ni un trabajo racional de indagación, sino que, en este espacio vamos a dejar aparcada la razón, la mente racional.

En las sesiones vamos a hacer Yoga de la Energía

  • Haremos todo lo que se hace en una sesión de yoga convencional.
  • Trabajaremos con los Sentidos sutiles, La Mirada Interior.
  • Trabajaremos la Activación, la Distensión y el Equilibrio de ambas.
  • Hablaremos del Acto Consciente y de la Intención Positiva
  • Despejaremos el camino para que surja la intuición, calmando la mente y desbloqueando los canales energéticos.

El trabajo físico es poco exigente, las posturas serán sencillas, en muchos casos aproximaciones a las posturas que todos podemos ver en los libros de Yoga. Incidiremos más en la respiración, poniendo en evidencia su relación con el gesto físico o mental.

Siguiendo con la respiración, también trabajaremos la polaridad, los espacios respiratorios, las fases respiratorias, …, y su relación con los diferentes ambientes (sensaciones).

Para finalizar, de una forma indirecta, experimentaremos los niveles de vigilancia, el camino a recorrer entre la observación y la concentración.

Confío que este post haya servido para centrar el Seminario.

Etiquetado con: , ,
Top
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: