5R – El Ambiente

Primer post de la mini-serie 5 razones para el Yoga de la Energía.

Este post es una interpretación personal muy resumida sobre lo que aporta el concepto de Ambiente a la práctica del Yoga.

El Ambiente es un término que en el Yoga de la Energía se utiliza para agrupar las sensaciones provenientes de nuestros sentidos.

Ambiente = Lo que se vive = Observación sin voluntarismo

Ejemplos de los Ambientes particulares a los que podemos referirnos son: Ambiente interno-externo, derecho-izquierdo, delantero-trasero, Ambiente frontal (en la frente), Ambiente sobre el infinito, etc…

Cuando hablamos de Ambiente no hacemos referencia a alguno de los sentidos físicos (ni sutiles) de forma aislada, sino que agrupamos varios de ellos. Dependiendo de dónde queramos incidir y qué queramos resaltar, haremos referencia a un Ambiente en particular.

Esto nos permite relacionar más fácilmente causa-efecto, es decir Técnica-Ambiente. Cuando se nos pide que observemos un Ambiente en relación con una Técnica, se hace más evidente el efecto causado por dicha técnica.

Por ejemplo, trabajando la respiración polarizada, y observando los Ambientes izquierdo y derecho, nos haremos más conscientes del efecto de la Técnica. Si respiramos por la fosa nasal izquierda se manifiesta un Ambiente con una mayor presencia energética en este lado.

Según el libro de Pierre Losa «El poder del ambiente en la sesión de yoga y en la vida cotidiana«, que recomiendo leer para profundizar en el tema, otros efectos positivos de la observación del Ambiente serían:

  • La observación del Ambiente favorece la atención
  • La observación del Ambiente nos va centrando

Como continuación a las aportaciones de este enfoque, no nos quedamos en el binomio Técnica-Ambiente como algo aislado, sino que vamos un paso más allá en nuestra práctica y consideramos que la sesión de yoga es una sucesión de Ambientes. Tras cada técnica se manifiesta un Ambiente particular que prolonga los efectos de la Técnica y que nos prepara para la siguiente Técnica y el Ambiente que le sucede.

SESIÓN = Ambiente 1->Ambiente 2->Ambiente 3, ….

De esta forma, vamos enlazando Ambientes en una progresión específica que nos permite vivir la sesión en su conjunto, como un todo con significado. Por ejemplo, más allá de los efectos particulares que una técnica haya podido tener en el Ambiente físico, apreciamos la sesión como el conjunto de Técnicas-Ambientes que acaban incidiendo finalmente tanto en el Ambiente físico, como en el respiratorio y en el mental. De esta forma, observándola como una unidad coherente, se puede considerar la sesión como un Ambiente global, que nos invita a permanecer conscientes en todo momento al Ambiente particular que sucede a la Técnica y al Ambiente global de la sesión.

SESIÓN = AMBIENTE GLOBAL (Ambiente 1+ Ambiente 2 + Ambiente 3, ….)

Y aquí se acaba este post. Sirva esta introducción al concepto de Ambiente para mostrar una de las particularidades del Yoga de la Energía que merece la pena ser explorada.

5 razones para el Yoga de la Energía

Cuando algo no sale como esperas, por lo menos quédate con la lección.

¿Cómo es posible convencer a alguien para que asista a un curso de Yoga de la Energía, sin ofrecerle ningún argumento?

Decir que el Yoga de la Energía gusta mucho o que la gente siempre sale contenta está muy bien, pero no es suficiente para convencer a un indeciso, o simplemente a un curioso sin otra información que un cartel pegado en la calle y unos cuantos vídeos en youtube.

Prácticamente todos los contenidos que se encuentran en arimakode.net sirven de refuerzo a las personas que ya conocemos este tipo de Yoga. Si nunca has practicado las técnicas ni vivido los ambientes con anterioridad, este lugar resulta poco atractivo y sin excesivo valor.

De hecho, hasta hoy nunca había pensado en las personas que se acercan a este lugar con curiosidad hacia el Yoga de la Energía, ni las personas que llegan por casualidad. Alguien que puedes ser tú mismo, leyendo el post sin saber por dónde seguir.

Y como nunca es tarde si la dicha es buena, me pongo manos a la obra creando una página a la que he llamado como este post: «5 razones para el Yoga de la Energía« en la que voy a presentar otras tantas buenas razones para probar nuestro Yoga.

Sin más acabo aquí mismo y os remito a esta página que enlazará con contenidos que iré publicando en el blog.

SEMINARIO EL BUCLE – CERRAR, La Intuición

Este post es una introducción al tercer módulo (3/3) del seminario EL BUCLE, al que he denominado CERRAR EL BUCLE. La introducción a los otros módulos las encontraréis aquí.

En este tercer y último módulo, CERRAR EL BUCLE, vamos a trascender la relación entre el SENTIR y el ACTUAR. Porque aunque toda acción conlleva un resultado (un sentir), y toda sensación se deriva de una acción, hay un momento en el que elegimos un rumbo, y avanzamos en una dirección determinada. A ese proceso le he llamado Cerrar el Bucle.

Causa-efecto, acción-sentir, se encadenan en una rueda que avanza en una dirección. La cual elegimos, a veces de forma consciente, a veces de forma inconsciente.

Todas las personas tenemos objetivos, queremos vivir ciertas situaciones. Nos ponemos a ello, actuamos, y por el camino van pasando cosas que nos procuran un sentir. Estos resultados, desenlaces, son a veces inesperados, no exactamente lo que queríamos que ocurriese sino algo distinto. Ello nos obliga a cambiar nuestra estrategia, a hacer algo alternativo que nos permita cumplir nuestro deseo.

Esta es la rueda del actuar y el sentir, la acción-reacción, la técnica y el ambiente.

En el tercer módulo vamos a hablar de cómo tomar las decisiones, la forma en que seleccionamos lo que vamos hacer. Cómo, de entre un abanico de posibilidades, seleccionamos una en concreto. Vamos a hablar de la Intuición del Maestro interior.

Podemos pensar que la decisión de qué hacer es racional, solo racional. Si así lo crees, te propongo que dejes abierta otra opción: que es la emoción la que realmente condiciona nuestras acciones. En este modelo que te propongo, sería la emoción la que nos dicta lo qué hacer, y la razón la que lo justifica y decora, haciendo que todo parezca mas lógico.

Esta desaveniencia entre lo lógico y lo intuitivo, en realidad no lo es. Lógica e intuición trabajan como un tandem para nuestro bienestar. Cada cual tiene su espacio y su momento.

El momento del Yoga es el del acceso a nuestra sabiduría interior. En el yoga pretendemos apaciguar nuestra mente omnipresente, que va de un sitio para otro como un mono saltarín. Buscamos el modo de aquietarla para llegar a la comprensión.

Pero la intuición aparece en cualquier momento, no solo cuando la buscamos. Como un presentimiento, o como una idea abstracta a la que no siempre damos importancia. Nos habla y no le hacemos caso. Y sin embargo, es información de gran valor. Todas esas cosas que nos pasan por la cabeza, bien sea cuando estamos entre dormidos y despiertos, cuando paseamos, cuando nos sentamos a meditar, cuando nos paramos a observar un paisaje, cuando esperamos en la cola del hiper, etc…. son informaciones altamente cualificadas, y de seguro, muy útiles para nuestro momento particular.

En el curso además de hablar de la intuición, haremos Yoga de la Energía, despejaremos los circuitos energéticos y prepararemos cuerpo, respiración y mente para poder acceder a esa sabiduría, a la que hemos llamado Maestro interior.

Nos vemos en en la sala.

SEMINARIO EL BUCLE – INTRODUCCIÓN

Nunca es tarde si la dicha es buena, siempre es buen momento para mejorar. Después de haber escrito un par de post sobre los dos primeros módulos del Seminario EL BUCLE: SENTIR y ACTUAR, me he cuestionado si no sería bueno escribir un post sobre el Seminario en sí mismo.

Sigamos entonces por el principio y hablemos del SEMINARIO EL BUCLE.

El BUCLE lo constituyen: SENTIR, ACTUAR y CERRAR.

Dije anteriormente que ACTUAR, SENTIR, CERRAR, en el nivel básico se alternan, a veces de forma inconsciente. Podemos no tener claro cuándo estamos haciendo una cosa u otra. Hacernos conscientes de ello es uno de los objetivos del Seminario, distinguir cuando estamos en “modo” actuar, sentir o cerrar, cómo hacemos cada uno de nosotros cuando sentimos, actuamos o cerramos.

La intención GLOBAL del seminario es la de diferenciar cada una de estas funciones por separado. Este bucle esta ocurriendo en todo momento, a veces de forma inconsciente (automática). De forma que no sabemos cómo intervenir o qué hacer para cambiar.

SENTIR tiene que ver con la idea de mirarse a uno mismo. Desde la posición de Observador, recabar toda la información de nuestros sentidos físicos y sutiles.

ACTUAR, es hacer algo con una intención y no una cualquiera, sino una INTENCIÓN POSITIVA, aquella que pretende llevarnos allá donde queremos estar.

CERRAR, es simplemente relacionar un SENTIR con un ACTUAR, causa y efecto, acción y consecuencia. Pero no nos confundamos, no es terapia ni un trabajo racional de indagación, sino que, en este espacio vamos a dejar aparcada la razón, la mente racional.

En las sesiones vamos a hacer Yoga de la Energía

  • Haremos todo lo que se hace en una sesión de yoga convencional.
  • Trabajaremos con los Sentidos sutiles, La Mirada Interior.
  • Trabajaremos la Activación, la Distensión y el Equilibrio de ambas.
  • Hablaremos del Acto Consciente y de la Intención Positiva
  • Despejaremos el camino para que surja la intuición, calmando la mente y desbloqueando los canales energéticos.

El trabajo físico es poco exigente, las posturas serán sencillas, en muchos casos aproximaciones a las posturas que todos podemos ver en los libros de Yoga. Incidiremos más en la respiración, poniendo en evidencia su relación con el gesto físico o mental.

Siguiendo con la respiración, también trabajaremos la polaridad, los espacios respiratorios, las fases respiratorias, …, y su relación con los diferentes ambientes (sensaciones).

Para finalizar, de una forma indirecta, experimentaremos los niveles de vigilancia, el camino a recorrer entre la observación y la concentración.

Confío que este post haya servido para centrar el Seminario.

Foco – Atención continua

Nueva entrada de la serie sobre El Foco, en la que hablaremos de la Atención continua y de su opuesta, la discontinua.

Decíamos en el post sobre Atención e Interrupciones, que la atención continua es la que dirige el foco a una sola cosa de forma mantenida. Esta atención es la que buscamos en el yoga. Como dice de T.K.V.Desikachar en su interpretación del sutra 1.2 «El yoga es la aptitud para dirigir la mente exclusivamente hacia un objeto y mantener esa dirección sin distracción alguna«.

En nuestra actividad diaria, cuando nos paramos a observar las veces que cambiamos de foco (en las que nuestro pensamiento va de un tema a otro) y llegamos a contar varias veces por minuto, nos quedamos sorprendidos y a pesar de ello ¡lo hacemos de una forma tan natural!

Y es que forma parte de nuestros automatismos. Sin embargo, no es algo con lo nacemos, la atención discontinua se entrena. La hemos desarrollado durante nuestro aprendizaje social y laboral. Quizás esta sea la diferencia entre una persona novata y otra con experiencia. La persona experimentada, entrenada en la mente discontinua, es capaz de enfrentarse a situaciones complejas sin entrar en pánico, sin ponerse nerviosa. Como vemos, todo tiene sus ventajas. La gran desventaja de la mente discontinua es que genera estrés.

Hay formas de vida más sencillas que no requieren las ventajas de una atención discontinua, pero no por ello tendremos la seguridad de la atención continua. La mente tiene la capacidad de liarse con cualquier cosa, bien sean presente, pasada o futura, real o imaginada.

A pesar de todo ello no hay que preocuparse, no merece la pena, todo ello está bien de esta manera. Ya es suficiente con darnos cuenta de ello y asumir a esta mente saltarina como algo propio, natural y con ciertos beneficios.

La atención continua también se entrena y es de lo que nos ocupamos en el Yoga. Como hay un tiempo para lo laboral, también lo hay para lo personal y lo trascendente. Y es ahí donde empieza el trabajo de la atención continua. La cual requiere de un aprendizaje con tanta o más dedicación que el anterior.

Y no pensemos que existen los atajos, estamos hablando de dedicación, de compromiso, de seguir un camino estructurado y progresivo. En el cual las etapas se deben recorrer una a una y en una secuencia determinada.

Los beneficios de la atención continua son muchos pero, ¿podremos hacer igual de bien lo que antes hacíamos con la mente discontinua?

Igual de bien no, mejor. Pero evidentemente de otra manera. Entre otras cosas aprenderemos a gestionar las interrupciones, eliminando algunas, limitando otras y postponiendo algunas otras. Separando lo importante de lo urgente, lo necesario de lo superfluo.

Igual no seremos tan eficientes en el corto plazo, pero seguro que lo seremos en el largo plazo.

Y siempre con una sonrisa.

SEMINARIO EL BUCLE – ACTUAR

Este post es una introducción al segundo módulo (2/3), denominado ACTUAR, del seminario EL BUCLE. La introducción a los otros módulos la encontraréis aquí.

Dentro de la sección Mikrokodes, ya dediqué un post a Cerrar el bucle, y otro a Mirarse a uno mismo.

En este segundo módulo, ACTUAR, haré referencia a todo aquello que produce un efecto.

En PNL se dice que siempre estamos actuando, tanto cuando hacemos como cuando dejamos de hacer. Se dice que toda acción o falta de acción tiene unos efectos en nuestro entorno. Por acción o por omisión, siempre estamos actuando.

También los sentidos sutiles se sub-clasifican como receptivos y emisivos. De la misma forma que cada sentido sutil izquierdo tiene su sentido sutil derecho, cada sentido sutil receptivo tiene su par en un sentido sutil emisivo. La frontera entre observar y alterar lo que observamos es tan etérea que se podría decir que no existe.

¡Vaya lío! ¿De qué forma entonces vamos a trabajar el ACTUAR si siempre lo estamos haciendo?

Pues simplemente reduciendo la acción a la voluntad, vamos a centrarnos en el ACTUAR voluntario, allí dónde haya una intención, y no una cualquiera, sino una INTENCIÓN POSITIVA, aquella que pretende llevarnos allá donde queremos estar.

Trabajaremos la Activación, la Distensión con el objetivo de lograr el Equilibrio, exactamente lo que pretendemos en este blog. También trabajaremos de forma consciente los niveles de la respiración: habitual, nasal y pránico.

El concepto de ACTUAR se corresponde básicamente con el de Técnica dentro de la sesión del Yoga de la Energía, de lo cual también hablaremos durante el módulo.

Nos vemos en la sala.

Foco – Modelos mentales

Nueva entrada de la serie El Foco en la que quiero hablar de los Modelos Mentales.

Modelos mentales son la dicotomía cuerpo-alma, los cinco envolventes (koshas) yógicos, la teoría de los cinco elementos chinos, etc…

Un modelo mental es una representación de la realidad externa/interna. Es un mecanismo del pensamiento mediante el cual un ser humano intenta explicar cómo funciona el mundo real. Los modelos mentales condicionan nuestro comportamiento y la forma en la que resolvemos nuestros problemas (similar a un algoritmo personal).

Construimos nuestros propios Modelos Mentales, o hacemos nuestros los de otros, según nos convenzan y encajen con nuestras creencias.

En el Yoga de la Energía usamos varios Modelos Mentales, el CRM (Cuerpo, Respiración, Mente), Los 5 niveles de atención, otros tantos niveles de Respiración, etc…

Los Modelos Mentales son asideros. Nos ayudan a explicar las experiencias que tenemos durante la práctica. Sirven para dirigir El Foco a lugares reconocibles.

Además nos sirven para refinar las sensaciones y apreciar matices que de otra forma no podríamos. Como si fuéramos científicos, hacemos experimentos y vamos organizando y estructurando los resultados. Les ponemos etiquetas, nombres que nos permiten recordar y hacer diferencia donde antes no la hacíamos.

Al principio necesitamos que nos guíe una persona con experiencia. Nos dejamos llevar y vamos dirigiendo el foco allá donde se nos sugiere, apreciando en la medida de nuestras posibilidades los detalles del camino para así, ya con más experiencia, volver a recorrerlo a voluntad.

Es normal que los modelos, si no cambiando, vayan evolucionando con el tiempo. Cambian con nuestras creencias. Un modelo simple, por ejemplo, puede ser muy útil al principio y dejar de serlo a continuación.

Pero los Modelos Mentales, por muy extendidos y aceptados que sean, no dejan de ser sino representaciones de la realidad, no son certezas. Y por lo tanto susceptibles de opinión. Yo pienso que es necesario cuestionarse todo aquello que nos plantee la más mínima duda racional o irracional. Ningún modelo mental, por muy universal que sea, deja de ser una reducción de la realidad. La realidad es otra cosa y está ahí esperándonos.

SEMINARIO EL BUCLE – SENTIR

Este post es una introducción al primer módulo (1/3), denominado SENTIR, del seminario EL BUCLE. La introducción a los otros módulos la encontraréis aquí.

Es el primero pero podría haber sido el segundo o incluso el tercero, qué más da el orden dentro del bucle.

Dentro de la sección Mikrokodes, ya dediqué un post a Cerrar el bucle, y otro a Mirarse a uno mismo.

Al primer módulo del seminario lo he llamado SENTIR y tiene que ver con la idea de mirarse a uno mismo. Desde la posición de Observador, recabar toda la información que recibimos de nuestros sentidos físicos y sutiles.

ACTUAR, SENTIR, CERRAR, en el nivel básico se alternan, a veces de forma inconsciente. Podemos no tener claro cuándo estamos haciendo una cosa u otra. Hacernos conscientes de ello es uno de los objetivos del módulo, distinguir cuando estamos en «modo» SENTIR, cómo hacemos cada uno de nosotros cuando sentimos.

Durante la práctica, observaremos los movimientos espontáneos de nuestro cuerpo, nuestra respiración, los cambios de temperatura, las sensaciones de contacto. También observaremos cómo la posición condiciona nuestra respiración. Incluso nuestra atención, adonde focalizamos, puede provocar reacciones, observaremos si es el caso.

El concepto de SENTIR se corresponde básicamente con el de Ambiente dentro de la sesión del Yoga de la Energía, del que también hablaremos.

Espero haber despertado vuestra curiosidad.

FOCO – Visualizar

Nueva entrada de la serie sobre El Foco, en la que hablaremos de la Visualización.

Arrancamos con la definición de Visualización, más concretamente de Visualización creativa, a la que normalmente nos referimos.

La visualización creativa es el proceso cognitivo de generar, a propósito, imágenes mentales visuales con la intención de experimentar un posterior beneficio.

Aunque se refiere exclusivamente a imágenes visuales, el cerebro es capaz de crear otros tipos de imágenes mentales, incluyendo auditivas, gustativas y táctiles. Nosotros llamaremos visualización a la imagen mental completa, la que incluye todos los sentidos físicos y sutiles.

En psicología se usa de forma terapéutica para producir cambios emocionales. Alterando las imágenes que guardamos de nuestras experiencias, creando experiencias nuevas. La visualización también puede ser generativa. Podemos construir imágenes de un futuro tuneado, en busca de unos resultados particulares, según nuestros intereses y objetivos.

En el yoga de la Energía utilizamos la visualización de una forma sencilla. Normalmente no nos enredamos creando escenarios con personajes, ni definimos decorados con precisión. No por nada, sino que simplemente no se hace, no hay costumbre de hacerlo, aunque pueda hacerse. Habitualmente visualizamos rayos de luz, bolas de color, expulsamos el aire por lugares imposibles y respiramos con todo el cuerpo, llevando el Foco hasta el último rincón de nuestra anatomía.

La visualización nos ayuda a conseguir estados particulares. Durante las posturas nos mantiene centrados evitando la dispersión. Durante el pranayama combinamos las imágenes mentales con la respiración. Recorremos los circuitos energéticos y los centros de energía a los que llamamos chakras. Durante la relajación, la visualización es más abierta y depende del profesor, de su intención. Por supuesto hay más posibilidades, tantas como profesores. En este post me limito a mostrar las que considero más común.

Si contraponemos Hacer y Observar, Técnica y Ambiente, visualizar es hacer, es técnica. Cuando visualizamos estamos actuando.

Si visualizamos a la vez que realizamos una técnica física, energética o meditativa, estamos actuando doblemente, con la técnica específica y con la visualización. Dotando a la práctica de un valor añadido, más elaborado que cuando realizamos la técnica sin ninguna otra indicación.

La visualización es una herramienta muy potente que hay que manejar con cuidado. Durante la práctica del yoga estamos relajados y con la mente disponible a lo que nos llegue, sea lo que sea. Y no todo tiene por qué ser beneficioso, ni veraz, ni conveniente.

Tanto cuando proponemos como cuando recibimos, debemos ser cuidadosos y respetuosos de una forma escrupulosa. Abriéndonos a experiencias nuevas de forma mesurada y placentera.

FOCO – Atención e Interrupciones

Este es el primer post de la serie Foco quiero hablar de las interrupciones, para lo cual tendré que hablar de la atención, es decir del Foco.

Si te das una vuelta por la wikipedia y preguntas por la atención, te puedes hacer una idea de lo complicado del concepto. De momento vamos a quedarnos con sus dos acepciones: filtro que selecciona sobre qué estímulos exteriores voy a concentrarme; mecanismo que controla los procesos cognitivos: aprendizaje, razonamiento, etc…

La Distracción  sería una desviación de la atención.

No hace mucho leía un artículo sobre las mentes dispersas y los efectos que la tecnología, básicamente los teléfonos móviles, tiene sobre nuestra atención. En este artículo entre otras cosas se clasificaba la atención:

  • atención continua.- A una sola cosa
  • atención parcial continua.- A varias cosas a la vez. Hablar por teléfono y mirar a la tele, conducir y hablar, etc…
  • atención multiplexada.- A varias cosas saltando de la una a la otra. Porque nos interrumpen o nos auto-interrumpimos.

La atención continua es la que buscamos en el yoga, llegando a diferentes niveles de profundidad.

La atención multiplexada causa estrés. Nos hace más eficientes y puede ser entrenada para una mayor productividad, pero nos produce estrés. Dice Gloria Mark sobre las interrupciones en el trabajo «Nuestro estudio muestra que las tareas interrumpidas se completan más rápido, con igual calidad. Pensamos que la gente compensa las interrupciones trabajando más rápido, pero paga un precio por ello: más estrés, frustración y presión».

También dice Mark que llegado un punto, las distracciones se convierten en un hábito. La atención solo dura un rato, de forma que si no hay una causa de distracción externa, nos auto-interrumpimos nosotros mismos.

Vaya por delante que no todas las interrupciones son negativas. Las que están relacionadas con nuestro interés o aquellas que sentimos que nos aportan algo positivo, son bien recibidas. Es por esto que es bueno saber gestionar las interrupciones.

Las interrupciones pueden ser externas o internas. Ambas pueden ser minimizadas.

Las interrupciones externas provienen del medio ambiente a través de nuestros sentidos. Nos puede interrumpir la intensidad del estímulo, su repetición, el movimiento, etc…  Una notificación del móvil que nos indica que ha llegado un nuevo mensaje, un símbolo en la barra de herramientas del ordenador que nos avisa de la entrada de un email, un compañero que se acerca a comentarnos algo, una bocina en la calle, …, la lista puede ser muy larga. Inmersos como estamos en nuestro lugar de trabajo, en nuestra ciudad, nos vemos expuestos a un sinfín de estímulos sobre los cuales tenemos poco control. Pero poco es algo y aunque no podamos o queramos eliminarlos del todo, tenemos cierto control sobre ellos.

Las interrupciones internas tales como las emociones, el estado físico o los pensamientos, condicionan nuestra atención y nos hacen mas vulnerables a ciertos estímulos. El control sobre estas interrupciones, no es tan sencillo como apagar el móvil o un ordenador, y requiere un trabajo más comprometido. El yoga entre otras disciplinas, nos puede ayudar a regularnos.

Lo primero que tenemos que hacer es no hacer nada sino observar, después ya veremos.

Top
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: