LOTO 3 – PNL – Cambio de rutinas, chasquido

Como decíamos en el primer post del chakra del plexo solar, cuando nos hacemos conscientes de nuestra energía, comenzamos a transformar las cosas a nuestro alrededor. Cuando tenemos el poder para ello, cambiamos, generamos nuevos comportamientos, nuevas rutinas.

Pero no es una tarea sencilla, todo nuevo comportamiento conlleva un cambio de hábitos y vivir un periodo de incertidumbre, en el cual perdemos nuestras referencias y nos sentimos desorientados, cuestionándonos lo acertado de nuestra decisión, conviviendo con la tentación de volver atrás, a lo conocido.

Y porque en verdad hace falta energía, voluntad y decisión para este cambio, es por lo que debemos trabajar nuestro chakra del plexo solar.  Y además del yoga y otros trabajos energéticos, como una ayuda en el proceso en el que nuestra mente asume el cambio, encuentro muy interesante la técnica de PNL denominada “Swish”, chasquido, la cual he utilizado en alguno de nuestros talleres.

Os la explico a continuación.

Chasquido

Para aplicarla es necesario encontrar una rutina que queramos abandonar, como por ejemplo “levantarme con el tiempo justo” y otra que queramos hacer en su lugar como: “levantarme con tiempo suficiente para hacer 10 minutos de ejercicio”.

El proceso es el siguiente:

  1. Reconocer una escena clave de la rutina que queremos cambiar, p.e. poner la hora del despertador. Tenemos que cerrar los ojos y visualizar como ponemos la alarma pensando en levantarnos con el tiempo justo. Escena A
  2. A continuación tenemos que imaginarnos haciendo los diez minutos de ejercicio con una sonrisa en la cara, despiertos, con la energía recorriendo nuestro cuerpo, disponibles. Escena B
  3. Proyectad en una pantalla una imagen grande, luminosa y brillante de la escena A, con el despertador. En una esquina de la pantalla estará, con un tamaño pequeño y oscura la escena B en la que estamos practicando sonrientes.
  4. Muy rápidamente, mientras suena un chasquido, hacemos que la imagen en la que estamos practicando y sonrientes, crezca y se vuelva luminosa y brillante, tapando la imagen en la que apuramos las horas de dormir, que simultáneamente se oscurecerá y reducirá hasta desaparecer.
  5. Abrid los ojos para romper el estado y repetid los pasos 3 y 4 media docena de veces.

Visualizaros ahora después de unas semanas haciendo ejercicio: saludables, flexibles, positivos, 

Esta técnica es muy simple y útil. Es necesario dedicar un tiempo para definir bien las escenas y hacerlas vividas y llenas de emociones, si fuera necesario escribiéndolas y dibujándolas, de forma que se pueda ver, oír y sentir el antes y el después en ellas; el resto del proceso es muy sencillo.

Es también muy importante que la nueva rutina no cause inconvenientes “colaterales”, como por ejemplo ” despierto a toda mi familia y esto hace que discutamos”. Si es bueno para nosotros tiene que ser bueno para todo nuestro entorno, pensadlo un poco más y encontrad la mejor opción.

Disfrutadla y repetidla las veces que queráis, mejor en un estado de receptividad.

NOTA.- Hasta que grabe el podcast, podéis encontrar mucha información de esta técnica en internet.

Etiquetado con: , ,

Deja un comentario