MK – Levantar la mirada

Este sería el segundo Mikrokode, levantar la mirada. Tarea difícil.

Sobre todo cuando nos empeñamos en seguir con el run run del momento, el que no podemos quitarnos de la cabeza. Levantar la mirada es como levantar pesas, tarea de titanes.

Hacemos amago de mirar al frente pero nuestros ojos buscan nuevamente el suelo, como si nos pesara la cabeza, como si lleváramos la visera de la gorra bajada, como en las noches nubladas de invierno dónde el cielo no nos muestra nada interesante. Dirigimos nuestra mirada hacia un punto un metro por delante de nuestros zapatos.

No hay mundo exterior, nos movemos guiados por el programa de navegación automático, que de forma magistral impide que nos vayamos dando golpes con las farolas sin que apenas intervenga nuestra consciencia. Llegamos a los sitios como por arte de magia, tele-transportados, sin recordar nada de lo que nos cruzamos por el camino.

En esos momentos es cuando debemos levantar la mirada.

No hace falta que sea hasta el cielo, basta un poquito por encima de la línea del horizonte, levantar la mirada y observar…

Levantar la mirada

… que hay un mundo que nos rodea: cosas, gente, incluso un yo mismo más allá del run run, que puede sentir el aire en su piel, que escucha los ruidos más sutiles … que respira más ampliamente y exhala vaciándose a continuación.

La magia de levantar la mirada nos ofrece la distensión absoluta, experiencia cumbre, lapso de tiempo precioso donde somos lo que somos, de alguna manera todavía imprecisa.

Etiquetado con: ,
2 Comentarios en “MK – Levantar la mirada
  1. Muy bonito Guru ¡¡¡¡

Deja un comentario