SEMINARIO EL BUCLE – CERRAR, La Intuición

Este post es una introducción al tercer módulo (3/3) del seminario EL BUCLE, al que he denominado CERRAR EL BUCLE. La introducción a los otros módulos las encontraréis aquí.

En este tercer y último módulo, CERRAR EL BUCLE, vamos a trascender la relación entre el SENTIR y el ACTUAR. Porque aunque toda acción conlleva un resultado (un sentir), y toda sensación se deriva de una acción, hay un momento en el que elegimos un rumbo, y avanzamos en una dirección determinada. A ese proceso le he llamado Cerrar el Bucle.

Causa-efecto, acción-sentir, se encadenan en una rueda que avanza en una dirección. La cual elegimos, a veces de forma consciente, a veces de forma inconsciente.

Todas las personas tenemos objetivos, queremos vivir ciertas situaciones. Nos ponemos a ello, actuamos, y por el camino van pasando cosas que nos procuran un sentir. Estos resultados, desenlaces, son a veces inesperados, no exactamente lo que queríamos que ocurriese sino algo distinto. Ello nos obliga a cambiar nuestra estrategia, a hacer algo alternativo que nos permita cumplir nuestro deseo.

Esta es la rueda del actuar y el sentir, la acción-reacción, la técnica y el ambiente.

En el tercer módulo vamos a hablar de cómo tomar las decisiones, la forma en que seleccionamos lo que vamos hacer. Cómo, de entre un abanico de posibilidades, seleccionamos una en concreto. Vamos a hablar de la Intuición del Maestro interior.

Podemos pensar que la decisión de qué hacer es racional, solo racional. Si así lo crees, te propongo que dejes abierta otra opción: que es la emoción la que realmente condiciona nuestras acciones. En este modelo que te propongo, sería la emoción la que nos dicta lo qué hacer, y la razón la que lo justifica y decora, haciendo que todo parezca mas lógico.

Esta desaveniencia entre lo lógico y lo intuitivo, en realidad no lo es. Lógica e intuición trabajan como un tandem para nuestro bienestar. Cada cual tiene su espacio y su momento.

El momento del Yoga es el del acceso a nuestra sabiduría interior. En el yoga pretendemos apaciguar nuestra mente omnipresente, que va de un sitio para otro como un mono saltarín. Buscamos el modo de aquietarla para llegar a la comprensión.

Pero la intuición aparece en cualquier momento, no solo cuando la buscamos. Como un presentimiento, o como una idea abstracta a la que no siempre damos importancia. Nos habla y no le hacemos caso. Y sin embargo, es información de gran valor. Todas esas cosas que nos pasan por la cabeza, bien sea cuando estamos entre dormidos y despiertos, cuando paseamos, cuando nos sentamos a meditar, cuando nos paramos a observar un paisaje, cuando esperamos en la cola del hiper, etc…. son informaciones altamente cualificadas, y de seguro, muy útiles para nuestro momento particular.

En el curso además de hablar de la intuición, haremos Yoga de la Energía, despejaremos los circuitos energéticos y prepararemos cuerpo, respiración y mente para poder acceder a esa sabiduría, a la que hemos llamado Maestro interior.

Nos vemos en en la sala.

Etiquetado con: , ,

Deja un comentario