“Take a walk on the quiet side” (date una vuelta por el lado tranquilo)

Estos días nos contaba la prensa el fallecimiento de Lou Reed.

Cantante y compositor norteamericano, del Bronx más exactamente, considerado el padre del rock alternativo. Además de por sus canciones, fue conocido por cómo vivió y ahora, gracias a la prensa y a su viuda, será recordado por cómo murió: “mirando a los árboles haciendo taichi”.

Los que tienen mi edad, independientemente de lo mucho o poco que nos gustara, recordaremos temas como “Sweet Jane” o “Take a walk on the wild side” (date una vuelta por el lado salvaje). Canciones que marcaron una época y una forma de pensar, la de los 70, la de las drogas duras. Precisamente él con su grupo la Velvet underground, escribieron una canción titulada Heroína, aquí os dejo una traducción para que veáis de qué iba todo aquello.

Lou Reed

El viaje de Lou fue de ida y vuelta, entre la heroína y el taichi. Otros muchos con menos dinero, o menos cerebro, no pudieron volver. Entre ellos el hermano de un conocido mio, el cual no le perdona a Lou lo que él llama su “falta de coherencia”, por acudir a las clínicas que te renuevan la sangre y te permiten vivir un poco más. Su hermano no pudo y Lou si.

Yo no pienso que fuera responsabilidad de Lou, la aguja al final se la clava uno mismo, e influencias las tenemos en todos los sentidos, con mejores y peores consecuencias. Lou, al final, era uno entre un montón, con más recursos o mejores amigos. Además tuvo el mérito o la posibilidad de volver del lado salvaje.

Quizás le faltó componer la canción, “Take a walk on the quiet side” (date una vuelta por el lado tranquilo), que estoy seguro que no hubiera vendido tanto. Ya sabéis cómo somos los humanos, que nos interesan más las “malas” noticias que hablan de cosas fuera de lo habitual.

Y no olvidéis que esto es así porque lo habitual es la felicidad y las buenas noticias, aunque nos cueste asumirlo, solo enfocamos nuestra atención en lo supone un cambio.

Etiquetado con: ,

Deja un comentario